''JESUCRISTO ES EL VERDADERO DIOS''

Comparte esta bendición

El hombre justo



No quitará sus ojos del justo; Antes bien con los reyes los pondrá en solio para siempre, Y serán ensalzados. Job 36:7


Dios tiene sus ojos pues en el hombre "justo", para cuidarlo y protegerlo. El hombre justo es el esclavo generoso del deber, el justo es el hombre que ama el bien y odia el mal y en ese amor se bonifica y perfecciona, porque el hombre es aquello mismo que ama, tierra o cielo, y hasta Dios, si Dios está en medio de su corazón. El hombre justo es atendido por Dios en todas sus oraciones y petición que le hace. 


Los ojos de Jehová están sobre los justos, Y atentos sus oídos al clamor de ellos. (Salmos 34:15). 


El justo tiene promesas de florecimiento y fuerzas de parte de Dios para el tiempo de su vejez, Dios nunca desampara al hombre justo, pues ya sea para lo material o para lo Espiritual, tiene promesas de bendición. Y te hará Jehová sobreabundar en bienes, en el fruto de tu vientre, y en el fruto de tu bestia, y en el fruto de tu tierra, en el país que juró Jehová a tus padres que te había de dar. Abrirte ha Jehová su buen depósito, el cielo, para dar lluvia a tu tierra en su tiempo, y para bendecir toda obra de tus manos. Y prestarás a muchas gentes, y tú no tomarás emprestado. Y te pondrá Jehová por cabeza, y no por cola: y estarás encima solamente, y no estarás debajo; cuando obedecieres á los mandamientos de Jehová tu Dios, que yo te ordeno hoy, para que los guardes y cumplas. 


El justo vivirá siempre en paz y con alegría en el alma, nunca estará acomplejado ni amargado. Alegraos en Jehová, y gozaos, justos: Y cantad todos vosotros los rectos de corazón. (Salmos 32:11). 


El hombre justo no vive asustado ni alarmado por nada, pues él tiene promesas de protección. El justo confía en la palabra de Dios porque la palabra de Dios es recta y verdadera. Podemos confiar ciegamente en la palabra de Dios porque contiene las palabras de un Dios santo, confiable e incambiable. No cambia sus palabras ni deja de cumplir sus promesas. ¡Cómo luce y resplandece en el justo la rectitud más acrisolada de miras e intenciones, la pureza de corazón que rechaza hasta la sombra del desorden y el amor al bienestar y cómo le saca fuera de sí el amor a su Dios y el deseo de agradarle!


HUYE el impío sin que nadie lo persiga: Mas el justo está confiado como un leoncillo. 
(Proverbios 28:1). 


El hombre de bien tiene misericordia y presta; Gobierna sus cosas con juicio. Por lo cual no resbalará para siempre: En memoria eterna será el justo. De mala fama no tendrá temor: Su corazón está apercibido, confiado en Jehová. (Salmos 112:5-7). 


El justo atiende á la vida de su bestia: Mas las entrañas de los impíos son crueles. (Proverbios 12:10). 

El hombre justo sabe compadecerse aún de su bestia, y no solo de las miserias de sus semejantes. Tengamos presente que cuando el alma está adornada de la gracia santificante, brotan de ella como raudales de virtudes, gracias y dones sobrenaturales, que comunican al alma santa una belleza inexplicable. Imposible es, que podamos explicar en todo su valor y hermosura de esas joyas de los tesoros de Dios, que llamamos virtudes teologales, porque sólo Dios es dueño de ellas y de darlas a sus criaturas.


Dios bendecirá la morada de los justos. La maldición de Jehová está en la casa del impío; Mas él bendecirá la morada de los justos. (Proverbios 3:33).




La fe, la esperanza y la caridad: con ellas se adornan y atavían las principales potencias del espíritu: inteligencia y voluntad; aquélla con la luz que dimana de la palabra eterna; ésta con la posesión de la Bondad soberana. 




Hijitos, no os engañe ninguno: el que hace justicia, es justo, como él también es justo. (1 de Juan 3:7).


¡Dios los bendiga!




=================================================================

Mas temas para leer






=================================================================

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Recuerda un comentario nos ayuda a mejorar, o bien que te gustaría que publicáramos en este sitio

Suscribase Por correo a Tisbita hombre de fe

Quizás también te interese:

Google+