''JESUCRISTO ES EL VERDADERO DIOS''

Comparte esta bendición

La mies es mucha


Recorría Jesús todas las ciudades y aldeas, enseñando en las sinagogas de ellos, y predicando el evangelio del reino, y sanando toda enfermedad y toda dolencia en el pueblo. Y al ver las multitudes, tuvo compasión de ellas; porque estaban desamparadas y dispersas como ovejas que no tienen pastor. Entonces dijo a sus discípulos: A la verdad la mies es mucha, mas los obreros pocos. Rogad, pues, al Señor de la mies, que envíe obreros a su mies. (Mateo 9:35-38)

La frase la mies es mucha, es la imagen para describir cuando los sembradíos están listos para ser cosechados. Los campos estaban blancos, en el punto perfecto para ser recogidos.

Jesús compara dichas personas con un sembradío. El había sembrado la palabra en sus corazones, pero estaban desamparadas y dispersas. Necesitaban que se les siguiese guiando. Sin embargo como sabemos Jesús no podía estar físicamente por más tiempo, tenía que ser crucificado y sacrificado por los pecados de la humanidad.

Jesús necesitaba obreros que supieran enfrentar los problemas de la gente, Él se conmovió de las multitudes que estaban desamparadas, los pastores "lideres religiosos" habían abusado del pueblo, eran obedientes en el cumplimiento de los diezmos para disfrutar de los privilegios del pastorado, sin embargo tenían abandonado al pueblo espiritualmente , el pueblo se sentía desamparado y agobiado. 

En (Mateo 23:13-29) Jesús dijo a los pastores "lideres religiosos": Mas ¡ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque cerráis el reino de los cielos delante de los hombres; pues ni entráis vosotros, ni dejáis entrar a los que están entrando. ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque devoráis las casas de las viudas, y como pretexto hacéis largas oraciones; por esto recibiréis mayor condenación. ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque recorréis mar y tierra para hacer un prosélito, y una vez hecho, le hacéis dos veces más hijo del infierno que vosotros. ¡Ay de vosotros, guías ciegos! que decís: Si alguno jura por el templo, no es nada; pero si alguno jura por el oro del templo, es deudor. ¡Insensatos y ciegos! porque ¿cuál es mayor, el oro, o el templo que santifica al oro? También decís: Si alguno jura por el altar, no es nada; pero si alguno jura por la ofrenda que está sobre él, es deudor. ¡Necios y ciegos! porque ¿cuál es mayor, la ofrenda, o el altar que santifica la ofrenda? Pues el que jura por el altar, jura por él, y por todo lo que está sobre él; y el que jura por el templo, jura por él, y por el que lo habita; y el que jura por el cielo, jura por el trono de Dios, y por aquel que está sentado en él. ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque diezmáis la menta y el eneldo y el comino, y dejáis lo más importante de la ley: la justicia, la misericordia y la fe. Esto era necesario hacer, sin dejar de hacer aquello. ¡Guías ciegos, que coláis el mosquito, y tragáis el camello! ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque limpiáis lo de fuera del vaso y del plato, pero por dentro estáis llenos de robo y de injusticia. ¡Fariseo ciego! Limpia primero lo de dentro del vaso y del plato, para que también lo de fuera sea limpio. ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque sois semejantes a sepulcros blanqueados, que por fuera, a la verdad, se muestran hermosos, mas por dentro están llenos de huesos de muertos y de toda inmundicia. Así también vosotros por fuera, a la verdad, os mostráis justos a los hombres, pero por dentro estáis llenos de hipocresía e iniquidad. ¡Ay de vosotros, escribas y fariseos, hipócritas! porque edificáis los sepulcros de los profetas, y adornáis los monumentos de los justos.

En el capitulo 23 de Mateo Jesús puso al descubierto la hipocresía de los lideres religiosos. Conocían las escrituras pero no vivían de acuerdo  a las mismas, no se preocupaban por ser santos, si no por verse santos a fin de recibir la admiración de la gente y su alabanza.

Cuando Jesús vio lo que estaba pasando les dijo a sus discípulos que era necesario un nuevo sistema, un sistema de liderazgo  de servicio, de genuino interés en las personas y en su salvación, un liderazgo  que no trabajara por intereses económicos sino estrictamente para la salvación de las almas. Jesús le dijo a sus discípulos que eran pocos los que tenían este enfoque de servicio, los llamo a ellos a dar su vida por la gente así como Cristo mismo se entrego por la humanidad.

Hoy en día mucha gente esta lista para dar su vida a Cristo si alguien le muestra el camino. Jesús nos manda que oremos por la necesidad que existe de más obreros, obreros con genuino servicio a Dios, con frecuencia, cuando oramos por algo, Dios responde nuestras oraciones, así que oremos, porque Dios ilumine a nuestros pastores a nuestros lideres y a nuestros obreros.

Jesús llamó a sus discípulos , no los presionó, ni los forzó ni les pidió que fueran voluntarios, ser llamado significa ser elegido para servir a Dios en una forma especial. Si usted real mente le conoce, no puede hacer otra cosa Cristo nos llama hoy. Él no nos tuerce el brazo ni nos obliga a actuar en contra de nuestra voluntad.

Los discípulos de Jesús tal vez no eran personas con un perfil muy impresionante, Jesús llamó a personas que estaban en diferentes oficios: Pescadores, activistas, políticos, recaudadores de impuestos. Llamo a hombres comunes y a lideres; ricos y pobres; educados y analfabetos. hoy muchos piensan que solo cierto tipo de personas son adecuadas para el servicio a Dios, pero esa no fue la actitud del Maestro. Dios puede usar a cualquiera por insignificante que parezca. Él usa personas ordinarias para llevar acabo su obra extraordinaria. 

Cuando usted vive al servicio de Dios, experimentara dificultades, no solo con los de afuera (gobiernos,tribunales), si no también con los de adentro (amigos, familia), vivir por Dios con frecuencia trae consigo persecución pero con ella viene la oportunidad de anunciar las buenas nuevas de salvación. En medio de la persecución, podemos actuar con confianza porque Jesús ha vencido al mundo.

En el servicio cristiano, no hay desempleo, Dios tiene trabajo más que suficiente para cada uno, no se siente usted hasta atrás para mirar lo que otros hacen, busque la manera de tomar parte en la cosecha.

Prepárese Dios va a usarlo para que usted muestre el camino a otro.  

1 comentario :

  1. Guillermo, Dios los bendiga esta pagina es de bendicion, sigan adelante

    ResponderEliminar

Recuerda un comentario nos ayuda a mejorar, o bien que te gustaría que publicáramos en este sitio

Suscribase Por correo a Tisbita hombre de fe

Quizás también te interese:

Google+