''JESUCRISTO ES EL VERDADERO DIOS''

Comparte esta bendición

Como es un verdadero predicador


En la actualidad hay muchos que se dicen predicadores o egresados de algún instituto y con un diploma enmarcado en un lujoso cuadro creen que ya son predicadores y más bien merecen el título de criticadores; pues no hacen otra cosa que poner en evidencia a los hermanos de su congregación, inclusive a las demás congregaciones y eso lo único que refleja es una gran falta de espiritualidad, no hay consagración.


¡Cuán importante es que un ministro al tomar el púlpito lo haga bajo la unción del Espíritu Santo! Y vaya que lo es; Pues el proverbista nos dice: La muerte y la vida están en poder de la lengua…(18:21). Por tanto;  si el predicador es de los VERDADEROS entonces se conocerá porque no es de los que improvisan y ponemos esta palabra en mayúscula puesto que aun para improvisar hay que saber hacerlo.


Es importantísimo que al cumplir con nuestro ministerio se haga con la debida responsabilidad que caracteriza a un verdadero predicador el cual siempre tiene en mente EL CONSEJO DEL ESPÍRITU SANTO: procura con diligencia presentarte a Dios aprobado, como obrero que no tiene de que avergonzarse, que traza bien la Palabra de Verdad. (2 Tim. 2:15). Y es entonces cuando el obrero de Dios (ya sea un colaborador o el pastor) al tomar el púlpito lo hará con la debida responsabilidad sin dejar que la haraganería le mal aconseje diciendo ya Dios te dará algo en el púlpito y eso no está bien hermanos, pues aquellas palabras que dijera el Divino Maestro se refieren a cuando sean llevados a los concilios para ser azotados… (Marcos 13:9-11). Así que para ser un verdadero predicador no hace falta que pongas en evidencia a tu hermano expresándote mal de él; pues si quieres ser un Predicador ocúpate en unir (no en dividir) porque si somos un cuerpo en Cristo entonces anuncia lo que la Palabra de Dios dice en 1 de Cor. 12:23: … Y aquellos del cuerpo que estimamos ser más viles a estos vestimos, mas honrosamente. Así  que viste con más honra a tu hermano se un predicador, no un criticador el cual se dedica a exhibir las flaquezas y las faltas de sus hermanos; recuerda  lo que dice la doctrina: Si tu hermano pecare ve redargúyele o ¿qué provecho tienes al decir las cosas donde no las debes decir? … además  si tu hermano o toda la congregación te oyeren; los has ganado, aleluya y además has cubierto multitud de pecados. (Mateo 18:15-17; Gálatas 6:1-3; Santiago 5:19-20).


Un verdadero PREDICADOR construye, edifica y no solo con el material que Dios le entrega, sino que aun con las piedras del juicio de aquellos que comparten los sentimientos del Iscariote y que por lo tanto lo único que desean es ponerle el pie en el cuello a sus hermanos y en cambio se debieran llamar ‘’Criticadores’’, ellos no construyen, ellos derriban hacen ímpetu contra los cristianos que esperan alimento y solo reciben las frustraciones que fluyen por su boca y que ellos mismos llegan a creer que son ‘’mensajes’’.


Por tanto a ti amado hermano que te han dado la oportunidad de predicar en tu iglesia para ti es este consejo y no solo pata ti sino para aquellos que desean edificar: No seas un criticador, Se un Predicador



Por: Josué Acevedo P.
viene de La Voz del Buen Pastor
Mayo de 1990






=================================================================================


TEMAS PARA LEER





=================================================================================

Suscribase Por correo a Tisbita hombre de fe

Quizás también te interese:

Google+