''JESUCRISTO ES EL VERDADERO DIOS''

Comparte esta bendición

Vence con el bien el mal

No seas vencido de lo malo; mas vence con el bien el mal.  
(Romanos 12: 21)

La lectura completa es del capítulo 12 versículo 6 hasta el versículo 21, una vez que dimos lectura completa a los textos citados podemos entender lo que dice el versículo 21. No seas vencido de lo malo; mas vence con el bien el mal y nos podemos preguntar qué tema no se trataría en cuanto al comportamiento humano, habrá algún tema que haya quedado afuera, si se dan cuenta y lo analizamos en cuanto al comportamiento humano, se nos habló de misericordia, se nos habló del amor, se nos habló del cuidado personal no perezosos que tema quedo fuera, ninguno, porque está hablando no alguien que no sabe, alguien que ignora, sino el Espíritu Santo que conoce el más profundo hueco de nuestro corazón.

La mayoría de la gente ve el inicio de año como el inicio de un nuevo reto, de nuevas expectativas. Y a veces pensamos más en lo material en lo económico que en lo espiritual que en lo que realmente tiene validez delante de Dios, buscad primeramente el reino de los cielos y su justicia, cual será la justicia del reino de los cielos, porque a veces nos sabemos los textos pero no los analizamos, primeramente para usted que es el reino de los cielos entra de a gratis por decirlo así, las puertas están abiertas pero hay que ganárnoslo, como dice el apóstol San Pablo no sea que yo habiendo predicado a muchos valla hacer reprobado no, a veces decimos con orgullo, pero creo que debería ser con mucha humildad he peleado la buena batalla e guardado la fe, por lo demás me espera la corona de la vida y no solo a mi sino a todo aquel que haga la voluntad de mi padre que está en los cielos, así que para entrar al reino de los cielos y ver a Cristo hay que seguir algo, la paz con todos y la santidad, se puede controlar un pueblo y someterlo a que tenga paz ¡someterlo! pero sin santidad, no aquí es diferente, seguir la paz con todos y la santidad sin la cual nadie vera al Señor.

Es decir si hay santidad va haber guerra, va haber odio no, por eso les digo que en esta parte escritural que ya leímos de (Romanos 12:6-21) no hay nada que quede fuera el Señor nos habla y nos dice al final como un resumen maravilloso lo que nadie pudo decir con otras palabras, no seas vencido de lo malo, hay que hacer algo mas, mas vence con el bien el mal, y cuáles son nuestras herramientas para poder vencer el mal, como cristianos cual es el mal que nos rodea, debemos saber cual es el mal, porque si no sabemos cuál es el mal no lo podemos vencer, a veces el mal lo consideramos como algo bueno como un aliado, pero si definimos en nuestra vida cual es el mal entonces sabemos cómo hacerle para poder vencer el mal y no hay mucha ciencia vence con el bien el mal.

La enseñanza de Jesucristo va mucho más a ya del respeto, de no invadir territorios, de no invadir funciones que no corresponden, quisiéramos comprender de la noche a la mañana lo que el Señor nos habla, lo que es el amor al prójimo el amor a un amigo, los sentimientos del ser humano pueden variar de acuerdo a las circunstancias, los sentimientos que yo pueda tener se ven influenciados por cuestiones externas que nos están orillando a actuar o a decir una u otra cosa, cuando nosotros definamos bien lo que es ser cristiano, lo que es ser hermanos, lo que es pertenecer a la familia de Jesucristo, cuando definamos bien en nuestra vida lo que es ser hijos de Dios podremos comprender realmente lo que el Señor pide de nosotros y todo lo que leímos esperando que no se nos olvide si no que quede grabado en nuestro corazón porque es la palabra de Dios, entonces podamos practicarla con toda libertad. El Señor  primeramente pide de nosotros disponibilidad, quienes de nosotros estamos dispuestos a seguir a Jesucristo, no es la mentalidad del ser humano ni la idea ni la manera de pensar, por algo el Señor se entregó en la cruz del calvario por cada uno de nosotros porque no se trata de ver como pienso yo como yo creo, como puede ser si no que el Señor estableció ya la manera de vida del ser humano como cristiano, y hagamos valida la muerte de Cristo en la cruz del calvario porque para sacrificio ya no hay mas solamente el que Cristo llevo en la cruz haya cuando dijo Padre perdónales porque no saben lo que hacen y cuando fue herido en su costado, hagamos valido el sacrificio de Cristo en nuestras vidas, dejémonos de cuestiones personales, y dirijamos  nuestra vida a aquel que se entregó por nosotros al único que se merece el respeto ese amor porque si tu abres tu corazón  a Él, que primeramente te amo entonces podremos ser llenos de la gloria de Jesucristo y del amor del Señor.

Antes de pensar cómo debo actuar por mis impulsos personales debo de pensar como actuó guiado a través del Espíritu Santo, que validez le voy a dar a la cruz de Cristo y cuando hablamos de esto  se refiere uno al Señor al sacrificio de la cruz de Cristo, como debemos actuar si primeramente estamos viendo lo que El padeció por cada uno de nosotros, ya no vivo yo dice el apóstol y que mejor definición  ya no es lo que yo pienso, porque cuando yo era niño pensaba como niño, hacia lo que quería, caminaba para donde yo quería, ahora que he crecido  dice el apóstol alguien más me lleva aunque yo no quiera aunque mi carne se niegue aunque mi corazón se niegue, El Espíritu Santo es el que debe guiar mi vida, porque vivo no ya yo o quieres seguir pensando como tú quieres y como tú crees no, porque por algo Cristo murió en la cruz, por algo sus brazos quedaron extendidos y a la fecha siguen estando porque el te ama aun a pesar de mi posición y de la tuya sigue extendiendo sus brazos de amor, basta ya de vivir yo no, dice el apóstol vivo no ya yo más vive Cristo en mí. que no es lo que venimos buscando, que no es para lo que nos reunimos, que no es por lo que estamos en este lugar, que no es porque queremos que Cristo viva en nosotros, o es un simple visitar una casa o un templo o es un simple título el que llevamos en el corazón o en la frente no, el Señor quiere que vivamos para El porque si vivimos para el vivimos, no para satisfacernos a nosotros sino para a gradar le al que se merece la gloria la honra y la alabanza.

Que podemos decir de Cristo, que le podemos reconocer a Él, a que venimos para agradarle a quien en este lugar, que no fue Él quien nos compró con su sangre preciosa, que no es suficiente la cruz del calvario, que no se merece Él el respeto, a quien venimos agradar entonces, es a Jesucristo, pues entonces dejemos todo aquello que puede estorbar y vamos a tomar un lema en nuestra vida, no seas vencido de lo malo vence con el bien el mal, el único poseedor del bien se llama Jesucristo y si para algún lado tenemos que mirar es hacia Jesucristo, y si a alguien tenemos que respetar es a Jesucristo nuestro amado Salvador. Cristo es digno de la gloria, hoy nos pregunta el Señor que quieres hacer con tu vida, le dicen a los adolescentes en la preparatoria o desde la secundaria que hagan un plan de vida, para nosotros  los cristianos Cristo es el único plan de vida, Jesucristo es la única respuesta, Jesucristo es el único bueno nosotros somos malos y nuestras mejores obras son como trapos de inmundicia, ya que creemos ser portadores de nuestra verdad, la única verdad es Jesucristo, démosle la gloria a Jesucristo porque él se la merece , como iglesia como congregación cual es nuestro plan de vida espiritual, quien es sino solo Jesucristo.

El Señor nos invita a que seamos poseedores de esa arma que nos hace inmunes ante todo lo negativo y todo lo malo, Jesucristo es nuestro ayudador y en Él y para Él vivimos, a Cristo sea la gloria yo te invito a que le reconozcas  como el guiador de tu vida, Señor Jesucristo te reconozco  como el único que tiene la verdad y la vida y te alabo y te reconozco como mi padre, porque en la cruz del calvario me reconociste como hijo Señor y mi alma te alaba y al nombre de Cristo sea la gloria y nada más a ti sea la gloria y solo a ti y si vivimos para ti vivimos y haz de nuestra vida lo que tengas que hacer, que si algo quieres es llevarnos a tu trono Santo y decirnos venid benditos de mi padre en lo poco me serviste en lo mucho te pondré y que el Señor bendiga su palabra.


¡Dios los bendiga!

Por: José Isabel Acevedo Pichardo

=================================================================



La genuinidad de la Palabra de Dios 

=================================================================

No hay comentarios :

Publicar un comentario

Recuerda un comentario nos ayuda a mejorar, o bien que te gustaría que publicáramos en este sitio

Suscribase Por correo a Tisbita hombre de fe

Quizás también te interese:

Google+