''JESUCRISTO ES EL VERDADERO DIOS''

Comparte esta bendición

Un llamado al arrepentimiento


VUÉLVENOS, OH JEHOVÁ, A TI, Y NOS VOLVEREMOS; RENUEVA NUESTROS DÍAS COMO AL PRINCIPIO. (LAMENTACIONES 5:21).

En este pasaje de la palabra de Dios, el profeta Jeremías lanza un grito que mas que un grito es una suplica de lamento, por cuanto el pueblo de Israel había prevaricado contra Jehová Dios de los ejércitos; aquel Dios que un día había enviado a su libertador llamado Moisés para rescatarlos de la esclavitud, pero que eso ya no tenía significado a causa de la maldad del pueblo israelita. 

Pero ¿Cuál es ese principio que el profeta pide que se renueven? 

Veamos primeramente que cuando Dios formo a Adán y Eva no existía pecado, (Eclesiastés 7:29) “He aquí, solamente he hallado esto; que Dios hizo al hombre recto, mas ellos buscaron muchas cuentas”, sino que ellos guardaban (cuidaban) del jardín del Edén. (Génesis 1:26-28). 

A partir de su desobediencia entro la maldad, el pecado, al mundo y por consecuencia la muerte. (Génesis 3).


Pero veamos mas adelante, contemplamos a un hombre llamado Abraham el cual haya gracia a los ojos de Dios. (Génesis 12:1-2) "Empero Jehová había dicho a Abraham: vete de tu tierra y de tu parentela, y de la casa de tu padre, a la tierra que te mostrare" Pero he aquí viene la promesa "Y haré de ti una nación grande, y bendecirte he, y engrandeceré tu nombre, y serás bendición".

En este pasaje contemplamos lo que el pueblo de Israel sería, una nación grande porque de ella nacería el salvador del mundo llamado "JESUCRISTO"

En (Deuteronomio 6:4) Moisés el patriarca le recuerda al pueblo de Israel "Oye, Israel: Jehová nuestro Dios, Jehová uno es". 

Sin embargo el pueblo de Israel no pudo comprender estas palabras porque mientras Dios obraba maravillas y grandes prodigios el pueblo adoraba a Dios, pero cuando no; entonces le volvían la espalda no guardando sus mandamientos.

El profeta Elías clamo en el libro (1 de Reyes 19:10) "Y él respondió: Sentido he un vivo celo por Jehová Dios de los ejércitos: porque los hijos de Israel han dejado tu alianza, han derribado tus altares, y han muerto a cuchillo a tus profetas: y yo solo he quedado, y me buscan para quitarme la vida". 

El pueblo había violado el pacto de servirle "con todo su corazón, con toda su mente, con toda su alma, y con todo su poder". Porque aún muchos de los hijos de Israel habían ido en pos de dioses paganos dejando la adoración al Dios verdadero. 

Y acercándose Elías a todo el pueblo, dijo: ¿Hasta cuando claudicareis vosotros entre dos pensamientos? Si Jehová es Dios, seguidle: y si Baal, id en pos de él. Y el pueblo no respondió palabra. (1 de Reyes 18:21) 

Por eso cuando vinieron las calamidades hacia la casa de Israel que aun fueron entregados en cautividad, pero de allí hubo hombres que se guardaron para servir a Jehová de los ejércitos, a Jehová el poderoso en batalla, a Jehová el fuerte y valiente.


Ahora que tiene que ver todo esto que sucedió con el pueblo de Israel? Esas mismas palabras hoy vuelven a resonar por Siervos de Dios amadores de la sana doctrina, de la doctrina verdadera. 


Cuando el 27 de agosto de 1942 un grupo de Siervos de Dios encabezados por el Siervo de Dios José Ma. González Rodríguez, SD Pablo Olguín Ocampo, SD Lino Figueroa Muñoz, SD Vicente Martinez Garibay, SD José Isabel Acevedo Vizcarra, SD Domingo Vega, SD Luis Valdez, de los cuales quedaron solo los primeros cinco mencionados, cumpliéndose lo que esta escrito en (1ª. De Juan 2:19).


Viendo las cosas que se empezaban a dar en la iglesia la Luz del Mundo deciden separarse, porque ellos querían seguir con la sana doctrina y nace la iglesia del Dios Vivo Columna y Apoyo de la Verdad “El Buen Pastor”. Una iglesia que apenas se compone como de 5 congregaciones y que a la fecha ha crecido de manera considerable para la honra y gloria de nuestro Señor Jesucristo.


Y sigue resonando ese clamor de ese profeta que esta iglesia vuelva a renovar sus días como al principio. Porque al principio de la iglesia, se oraba por los enfermos, ellos sanaban, si alguien estaba en pecado recibían revelación, investigaban y ejercían juicio contra tales desordenes o pecados y grandes maravillas se contemplaban; y no es que ahora sea diferente si no que también en nuestros tiempos se ven maravillas, pero ya mas por su misericordia e infinito amor de Jesucristo, "Jesucristo es el mismo ayer; y hoy; y por los siglos" (Hebreos 13:8).


Y es que ahora se cumple lo que dice la palabra de Dios en (San Mateo 24:12) "Y por haberse multiplicado la maldad, la caridad de muchos se resfriara" Pero tendría que multiplicarse la maldad ¿en donde? En el mundo, ya la iglesia se ha mezclado con el mundo, practicando lo que el mundo hace, lo que el mundo vive, es por eso que ya no vemos maravillas que al principio se veían.


Hemos hecho a un lado la oración sacerdotal del Divino Maestro de (San Juan 17:14-15) "No ruego que los quites del mundo, sino que los guardes del mal. No son del mundo, como tampoco yo soy del mundo". 


El mundo tiene modas el "cristiano" las imita, se llegan los muertos y cuantos "cristianos" ponen sus altares a los muertos, llega la navidad con sus arbolitos navideños, posadas, piñatas, villancicos, día de reyes, fiestas familiares etc. ¿Cuántos "cristianos" practican estas cosas porque ya es "normal" estamos en el siglo XXI, hay que vivir el tiempo actual, ¿que nos dice la palabra de Dios? en (San Mateo 24:35) "El cielo y la tierra pasaran, mas mis palabras no pasaran".


El apóstol Santiago nos hace un llamado a la reflexión (Santiago 4:3-4) "Pedís, y no recibís, porque pedís mal, para gastar en vuestros deleites. Adúlteros y adulteras, ¿no sabéis que la amistad del mundo es enemistad con Dios? Cualquiera pues que quisiera ser amigo del mundo, se constituye enemigo de Dios". En ocasiones estando enfermos, o en problemas o en gran necesidad recurrimos al Señor, pero hacemos lo que el mundo hace y queremos que Dios nos conteste, necesitamos dejar las cosas del mundo y tendremos la respuesta a toda necesidad, veremos a los enfermos sanar, a los paralíticos andar, a los ciegos ver, a los sordos oír pero solo cuando abandonemos estas practicas. Se cumplirá la promesa que el señor le dio a Salomón en el libro (2º de Crónicas 7:8) "Si se humillare mi pueblo, sobre los cuales mi nombre es invocado, y oraren, y buscaren mi rostro, y se convirtieren de sus malos caminos; entonces yo oiré desde los cielos, y perdonare sus pecados, y sanare su tierra".


Los Siervos de Dios debemos de insistir como dice el aposto San Pablo en (2ª Timoteo 4:2) "Que prediques la palabra; que instes a tiempo y fuera de tiempo; redarguye, reprende, exhorta con toda paciencia y doctrina".

Es nuestro deber hacer esto porque nosotros tendremos que dar cuenta de las almas que se pierdan por falta de amonestación y por negligencia nuestra. (2ª. Timoteo 2:25-26). "Que con mansedumbre corrija a los que se oponen: si quizá Dios les de que se arrepientan para conocer la verdad" "y se zafen del lazo del diablo, en que están cautivos a voluntad de él".


El Señor Jesucristo pide de nosotros más consagración, más santidad, más temor de Dios, más acercamiento a Él.


Cuando hayamos dejado todas estas cosas y vuelto hacia Dios, veremos lo que Él hace a través de nuestra suplica, volveremos a contemplar la gloria y el poder de Dios, volvamos a nuestros principios doctrinales, aquellos que ya están plasmados en la palabra de Dios la Santa Biblia y que nos dejaron aquellos hombres de Dios, hombres que nos marcaron el sendero de justicia, de santidad y temor de Dios. Y parecernos una vez más a aquella iglesia primitiva que alababa a Dios y tenia gracia con todo el pueblo. Y que el Señor añada cada día a su iglesia los que han de ser salvos. Cuando se cumpla todo esto entonces la iglesia dirá a una sola voz: "Amen, sea así  ven, Señor Jesús". 


QUE DIOS LOS BENDIGA Y NOS AYUDE A VOLVER AL PRINCIPIO. 

Vuestro en Cristo Jesús y por la fe

Por: Hno. Juan Pino Inocente.


______________________________________________________________________


Vosotros sois la sal de la tierra; pero si la sal se desvaneciere, ¿con qué será salada? No sirve más para nada, sino para ser echada fuera y hollada por los hombres. (Mateo 5:13)


______________________________________________________________________

2 comentarios :

  1. La paz de Cristo.
    Con todo respeto hago el siguiente comentario. El texto dice que los fundadores del movimiento El Buen Pastor fueron siete: los siervos de Dios José María González Rodríguez, José Isabel Acevedo Vizcarra, Vicente Martínez, Pablo Olguín Ocampo, Lino Figueroa, Domingo Vega...
    Y aquí es donde está el desacuerdo. se dice que el séptimo es Luis Valdez.
    No es así. Pero además se está dejando fuera al Hno. Marcelino Figueroa, quien sí fue parte de los siete fundadores.
    El Hno Luis Valdez no era siervo de Dios en 1942, pues era un muchachito. Quien se dividió de la Luz del Mundo fue su papá, Elías Valdez.
    Dios les bendiga

    ResponderEliminar

Recuerda un comentario nos ayuda a mejorar, o bien que te gustaría que publicáramos en este sitio

Suscribase Por correo a Tisbita hombre de fe

Quizás también te interese:

Google+